Las nuevas corrientes culturales ponen la mayor exigencia en la ética empresarial y esto es particularmente valioso  tratándose de niños. En Topps esto es un concepto fundacional de La Empresa y hoy estamos satisfechos de haber sido vanguardia. Y lo seguimos siendo, porque el punto de llegada de otros es nuestro punto de partida dentro de la misma línea de pensamiento.


Empresa

Topps es una Empresa internacional que produce y vende Chupetines ricos y divertidos como Push Pop, Ring Pop, Big Baby Pop, entre otros. La característica fundamental que hace a las marcas de Topps únicas, es que no solo son un dulce sino también un juguete pensado para chicos de todas las edades.

La Compañía fue fundada en 1938, en Estados Unidos de América, con el nombre de “Topps Chewing Gum” produciendo el conocido chicle “Topps Gum” en su fábrica de Brooklyn, New York. Después de la Segunda Guerra Mundial, desarrolló lo que hoy conocemos como “Bazooka Bubble Gum” y en 1950 agregó las cartas coleccionables a su línea de productos. Las Cartas de baseball aparecieron en 1951 y rápidamente se convirtieron en una parte vital de la cultura pop, tradición que sigue hasta estos días en Estados Unidos. La línea de productos ahora incluye cartas de Futbol (tanto en Europa como EE.UU), Basquetbol, álbumes de figuritas y pegatinas.

En Octubre de 2007 Topps fue comprada por Madison Dearborn Partners, un grupo privado de inversión, y Michael Eisner, ex CEO de Disney, éste último, trayendo consigo toda la Magia y experiencia de sus años liderando una empresa como Disney. La sede central de Topps está en New York, y también tiene oficinas en la India, Reino Unido, Alemania, Italia, Brasil y Argentina.

Calidad y Tecnologia

Topps cumple con las normas más estrictas de calidad,  somos obsesivos en el cuidado y la producción porque sabemos que es de los chicos de quien se trata.

La asepsia, la posibilidad de seleccionar profundamente los mejores insumos y la optimización de los métodos de producción son fundamentales. La ética de una empresa necesita de estos adelantos para pasar de las buenas intenciones a beneficios concretos tanto de los consumidores como de la sociedad en general.

Nuestras plantas alrededor del mundo se manejan con los más estrictos métodos de producción y cuidado de la calidad. Un Push Pop es el mismo en cualquier lugar del planeta en que un niño tenga acceso a él.

La calidad depende en gran medida de la tecnología, contar con ella significa importantes inversiones y hacerlo es la comprobación concreta del respeto y el cuidado con que TOPPS considera sus consumidores, los chicos, sus hijos.